Come bien por poco dinero, las mejores recetas para tu economia

Pollo guisado con Almendra

Pollo guisado con Almendra

Todos sabemos que el pollo es uno de los ingredientes mas versátiles que podemos usar en la cocina. Hoy os traemos una receta de pollo guisado con almendra que no necesita que estemos pendientes de la olla y podemos dedicar nuestro tiempo ha hacer otras cosas mientras se cocina. 

Ingredientes


  • Pollo
  • Patatas
  • Almendras
  • Ajo
  • Perejil
  • Piñones
  • Sal

Preparación

  • Empezamos este plato quemando el pollo con un soplete para quitarle el resto de plumas que puedan quedar, a continuación lo lavamos muy bien bajo el agua y lo secamos.
    Luego lo vamos a ir troceando en trozos no muy grandes, por ejemplo del contra muslo sacamos 3 trozos.
    Una vez limpio y troceado todo el pollo lo reservamos.
  • Luego pelamos 4 o 5 patatas, las lavamos y las troceamos no muy grandes, también se apartan.
  • A continuación ponemos la olla a presión al fuego y le añadimos un puñadito pequeño de piñones y 4 dientes de ajo, una vez dorados lo sacamos de la olla y lo reservamos en un mortero, luego metemos a la olla todo el pollo previamente salpimentado, y lo rehogamos.
    Una vez que haya cojido un poco de color la carne le añadimos las patatas y otro puñadito de piñones, lo seguimos rehogando unos 5 minutos mas y le añadimos agua hasta cubrir toda la carne y un sobre de azafrán.
    Cerramos la olla y lo dejamos a fuego medio durante 30 minutos.
  • Mientras tanto vamos a coger el mortero que habíamos apartado y al ajo y los piñones que teníamos apartados le vamos a añadir un buen puñado de almendras tostadas peladas, queda ideal si nosotros tostamos las almendras. Si no podemos las usaremos ya tostadas.
    Las echamos al mortero y lo picamos todo muy bien, que quede como una pasta.
  • Una vez pasada la media hora abrimos la olla y sacamos un poco de caldo al mortero y 2 o 3 trozos de patata y lo mezclamos todo en el mortero. Una vez bien mezclado incorporamos esta pasta al guiso y lo removemos todo con cuidado de no romper las patatas que tenemos en la olla.
    Le añadimos por último un poco de perejil picado y le rectificamos la sal.
  • Normalmente yo dejo la olla abierta a fuego lento para que la salsa se vaya reduciendo un poco, así queda mucho más sabrosa la comida pero con mucho cuidado y removiendo cada poco para que no se nos queme.
    Ahora servimos en un plato hondo, está buenísimo ya veréis como repetís.
    Un saludo y buen provecho.

Disfrutad este pollo guisado. Una receta fácil y muy económica.